Con gozo habéis vivido en vuestra familia el nacimiento de vuestro hijo. Con gozo acudís a la Iglesia para dar gracias a

Dios y celebrar el nuevo nacimiento por el bautismo.

En nuestra parroquia os acogemos como la comunidad cercana que abre sus puertas a la vida de vuestro hijo. Nos alegramos de vuestra decisión y vuestras ganas de acercarlo a la Iglesia. ¡Es una alegría para todos!

Acércate por el despacho parroquial para informarte de todo lo que necesites para incluir a tu hij@ en la comunidad cristiana.